En Heidelberg la luna sale a lomos de un caballo de metal.

En Heidelberg la población se mide en bicicletas.

En Heidelberg el bus persigue al tranvía.

El Heidelberg se compra en la calle peatonal más larga de Europa.

 

Heidelberg no sale en el mapa del tiempo.

Anuncios